miércoles, 27 de junio de 2012

Cómo expresar los sentimientos negativos y no perjudicar nuestras relaciones


Cuando nos relacionamos con los demás, es normal que surjan situaciones o momentos en los que no estemos de acuerdo con el otro, o nos moleste y nos haga sentir mal algún comentario o acción por parte del otro. En las relaciones de pareja saber manejar estas situaciones es de vital importancia, para que la relación no se deteriore. Y evitar estar echándose cosas en cara sin llegar a ningún puerto, o lo que es más sintiéndonos aún peor en relación con el otro. Pero aunque en este ámbito tenga una especial importancia, lo que vamos a comentar lo podemos aplicar a cualquier tipo de relación: amistades, familiares, compañeros de trabajo, etc.

Por tanto, ¿cómo podemos expresar nuestro malestar de una manera adecuada y en beneficio de nuestra relación con los demás?

Debemos hacerlo de una manera directa, nunca de forma indirecta a través de, por ejemplo ironía o mostrándose enfadado esperando a que el otro averigüe el porqué; se trata de "confesar" nuestros propios sentimientos no de acusar a la otra persona de algo; debemos expresarlos de manera espontánea y no aplazarlo, manteniendo por tanto nuestro malestar; es decir, expresarlo en el momento y no ir guardando los sentimientos negativos hasta parecer una "olla a punto de estallar"; hacerlo de manera asertiva, es decir, expresándolos adecuadamente respetando a la otra persona, pero nunca de manera pasiva o agresiva. Defendiendo nuestros sentimientos y nuestro espacio sin invadir el del otro, sin hacer como sino pasara nada pero tampoco llegar al punto de ser como una "olla a punto de estallar", porque se nos desborde nuestra ira. Para hacerlo de forma apropiada, describiremos la conducta del otro que nos ha hecho sentir mal sin interpretar las motivaciones o intenciones del otro. Nos debemos ceñir a los hechos concretos.

Pasos a seguir:

Primero, expresar los propios sentimientos negativos. Por ejemplo, "me siento mal, triste ..."
Segundo, especificar la conducta del otro que ha motivado dichos sentimientos. Por ejemplo, "... cuando me hablas así". Nunca atacar a la persona, por ejemplo, " es que eres un ... y por eso..."
Tercero, especificar la situación concreta en que ha tenido lugar la conducta del otro. Por ejemplo, "cuando estamos con los amigos"
Cuarto, hacer una petición al otro que contribuya a mejorar la situación y los sentimientos. Llegar a un consenso o compromiso. Por ejemplo, "me gustaría que cuando estamos con los amigos me hablaras igual que cuando estamos solos"
Quinto, reforzar al otro por haber escuchado nuestra petición y comprometerse a realizarla o plantear un compromiso alternativo. Por ejemplo "te agradezco que comprendas mi malestar y me alegro de que a partir de ahora intentes cambiar..."

Hay que tener en cuenta que esto no implica necesariamente que la persona vaya a cambiar su comportamiento. Por ello se intenta llegar a un consenso o compromiso, para que ambas partes queden contentas en la medida de lo posible. Y lo que no hay duda, es que la otra persona entenderá y sabrá que es lo que te está molestando de ella. Pero habrá situaciones en las que la expresión de los sentimientos negativos se pueda complicar, porque la persona que los recibe no lo haga de manera adecuada o comprensiva, mostrándose más bien a la defensiva. Si esto sucede es preferible finalizar la conversación antes de que se convierta en una riña o discusión.
Pongamos todos nuestro granito de arena para no tener que llegar a esta situación, para ello es muy importante trabajar la empatía con el otro. Esto nos facilitará llegar al consenso o compromiso con el otro, precisamente en beneficio de nuestra relación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: SONIA MELGAREJO GARCÍA
Finalidad: Publicación de comentarios
Legitimación: Interés legítimo del Responsable y consentimiento del interesado.
Destinatarios: Sus datos podrán ser cedidos a otras entidades que sea necesario para realizar un servicio legítimo de la empresa como se explica en la información adicional.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos expuesta en nuestra policía de privacidad y solicitar una copia para su conservación en la dirección smgpsico@cop.es
.