miércoles, 13 de junio de 2012

Dormir "a pierna suelta" un placer muy necesario


El sueño, dormir, es una necesidad como el comer.  En el sentido de que la podemos catalogar como del mismo nivel. Ya que es fundamental para nuestro día a día, para nuestra supervivencia y para que podamos rendir y realizar todas nuestras tareas. Necesitamos dormir y descansar unas horas determinadas y no solo eso, también necesitamos que ese sueño sea reparador. Porque no solo es importante dormir, sino también que cuando nos levantemos lo hagamos sintiéndonos descansados. Vamos, que sea un sueño de calidad. Y por tanto no por dormir más dormimos mejor.

En muchas ocasiones, la dificultad para conciliar el sueño puede terminar siendo un trastorno. Las disomnias son trastornos en la cantidad, calidad y horario del sueño. En esta categoría, se encuentra lo que conocemos como insomnio primario que se caracteriza por la dificultad para iniciar o mantener el sueño, o la sensación de no haber tenido un sueño reparador, además de tener que cumplir otros criterios para su diagnóstico.

Pero resulta muy frecuente que con la llegada de la primavera o incluso al inicio del verano, más personas tengan dificultad para conciliar el sueño o sensación de no haber tenido un sueño reparador. Sin necesidad de llegar a ser trastorno. Vamos a ofrecer una serie de recomendaciones, elementos a tener en cuenta y para poner en práctica, para facilitar el sueño:

Acostarse y levantarse todos los días a la misma hora. Ayuda para que se regule la segregación de melatonina, que es la hormona responsable del sueño, de tal manera que nuestro cuerpo la segrega cuando la necesita para dormir.

No leer en la cama, porque si hay dificultad para conciliar el sueño es preferible que la habitación se use solo para dormir. Mejor por lo tanto leer fuera.

No hacer ejercicio en horas muy próximas a la hora de dormir, pues en vez de ayudar a conciliar el sueño lo que haría es despejarnos. Si es bueno realizar ejercicio con regularidad como ayuda para relajarnos, pero en un horario no tan próximo a la de dormir.

Darse un baño caliente antes de irse a la cama es una buena manera de relajarse.

No planificar el día siguiente antes de irse a la cama o al final de el día. Ya que nos puede causar preocupación y por lo tanto dificultad para conciliar el sueño.

Evitar tomar, especialmente ya por la tarde, café, té, refrescos de cola y alimentos con muchas proteínas. Y evitar el exceso de líquidos, el consumo de chocolate o de grandes cantidades de azúcar antes de acostarse.

Si después de 15-20 minutos de estar en la cama no puedes dormir, levántate, pasea, lee... pero no te quedes en la cama. Ve a otra habitación y realiza una actividad tranquila. Porque si permaneces en ella es muy probable que empieces a inquietarte por no poder dormir y ver que pasan las horas, resultando cada vez más difícil conciliar el sueño y poniéndose uno cada vez más nervioso. Una vez cambies de actividad, como por ejemplo, salir a leer fuera, entonces cuando uno empiece a notar que se duerme hay que volver a la cama.

Eliminar las siestas y evitar echarse en la cama durante el día.

Si tienes problemas para dormir es preferible evitar estudiar por la noche.

Recomendable mantener la habitación a 20 grados tanto en invierno como en verano y eliminar de la habitación todo aquel aparato luminoso (despertador, televisión, radio...), así como sonoro (tic-tac del reloj ...).

Establecer todos los días antes de acostarse una serie de conductas rutinarias que indiquen la proximidad de la hora de dormir (cerrar la puerta, beber un vaso de leche, lavarse los dientes...).

Esperando que os sea de utilidad, buenas noches y buen sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: SONIA MELGAREJO GARCÍA
Finalidad: Publicación de comentarios
Legitimación: Interés legítimo del Responsable y consentimiento del interesado.
Destinatarios: Sus datos podrán ser cedidos a otras entidades que sea necesario para realizar un servicio legítimo de la empresa como se explica en la información adicional.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos expuesta en nuestra policía de privacidad y solicitar una copia para su conservación en la dirección smgpsico@cop.es
.