jueves, 30 de agosto de 2012

Psicología práctica: Conseguir más rendimiento de nuestra memoria


La semana pasada vimos el papel de nuestra memoria en nuestro día a día y la importancia de entrenarla al igual que entrenamos nuestro cuerpo. En pocos días muchos de vosotros pondréis a prueba vuestra memoria reflejando en vuestros exámenes todo lo trabajado durante el verano. Como ya dijimos el primer paso importante para que nuestra memoria funcione y rinda como esperamos es tener una buena atención y concentración, por lo tanto todos los consejos que hasta ahora se han dado en este sentido sería bueno que los tuvieseis en cuenta.

Esta semana vamos a ofreceros técnicas de memorización que se pueden aplicar en cualquier contexto, aunque nos centremos en su uso por estudiantes:

A la hora de incorporar conocimientos nuevos a nuestra memoria es imprescindible comprender lo que se quiere memorizar. A través de asociar una idea nueva a otra conocida se facilita la recuperación de la primera. Utilizar ejemplos ilustrativos sobre lo que se está estudiando es una buena forma de facilitar la comprensión, así como la recuperación de la información por asociación con el ejemplo. Ejemplos del empleo de la asociación son:

Las analogías (buscar parecidos): El nombre de esa persona me recuerda al de una actriz famosa.
La asociación por comparación: la Segunda Guerra Mundial comenzó el año en el que nació mi abuelo.

Otras mnemotécnicas son:

Trocear la información: por ejemplo, si queremos recordar un número de teléfono nos resultará más fácil si lo dividimos. Por ejemplo: 456231211=456-23-12-11

Agrupar la información: si la información viene muy fraccionada, en estos casos resulta más fácil agruparla en pequeños grupos. Por ejemplo: 4-5-6-7-3-2-1  sería   4567-321

Exageración: la memoria ante algo llamativo que llame nuestra atención o nos resulte significativo, es más receptiva. Lo que ayuda a recordar este tipo de información. Esto también se puede utilizar para asociar lo que queremos estudiar, sino es directamente significativo para nosotros, con algo que si lo sea para facilitar de esta forma su recuperación.

El ritmo, la rima o la entonación: si somos de estudiar en voz alta decir las cosas con una cierta entonación y ritmo, como si le pusiésemos música, facilita la memorización.

Recordar el contexto: resulta útil en muchas ocasiones recordar dónde estaba uno cuando memorizó un contenido concreto para ayudarse a recordarlo o incluso recordar en que parte del folio se localizaba, por ejemplo lo estudié un sábado por la tarde en mi habitación y estaba en la parte inferior a lado de la imagen de...

Otras técnicas de memorización son:

La cadena: esta técnica la podemos utilizar cuando tengamos que aprender una lista de palabras. Se trata de visualizar en imágenes las palabras y asociar las dos primeras imágenes que pertenecen a las dos primeras palabras, y después ir uniéndolas a la tercera y así sucesivamente.
Por ejemplo: si tienes que memorizar "avión y casa", te puedes imaginar que un avión choca contra una casa. Después se une la segunda imagen que en este caso es "la casa" con la tercera y así sucesivamente, hasta terminar toda la lista de palabras. Esta técnica también puede servir para memorizar un texto. En tal caso, lo que se hace es sacar las principales ideas del mismo y reducirlas a palabras; para después aplicar esta técnica. Para hacer esto es necesario que las imágenes sean concretas, para las ideas abstractas funciona peor.

Aunque no es una técnica como tal, el repaso es de gran importancia para el funcionamiento de nuestra memoria, ya que el no repasar hace que olvidemos lo aprendido, al igual que también facilita el olvido: memorizar sin comprender, falta de atención y concentración, no conectar lo aprendido con lo que sabemos, no utilizar lo aprendido, el exceso de nerviosismo que hace que nos bloqueemos y el poco interés en lo que aprendemos.

Es importante planificar bien los repasos, ya que en las primeras horas después de haber estudiado se olvida más deprisa que en las posteriores. Debemos tener en cuenta que realizar el repaso implica menos tiempo cuando tenemos la información reciente, así como menos tiempo que cuando estudiamos la materia por primera vez. Sin embargo se pasa demasiado tiempo el repaso se puede convertir en estudiar la materia de nuevo. Por lo tanto una buena distribución de los repasos sería: el primer repaso realizarlo el mismo día, el segundo realizarlo al día siguiente, el tercero de esa misma materia realizarlo a la semana del segundo y el cuarto realizarlo al mes del anterior. De esta forma consolidamos la información y los repasos cada vez serán más breves.

2 comentarios:

  1. Sonia, muy buen artículo. Pero y para el caso de fórmulas complejas como mates, estadística, etc o en caso de los idiomas?.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mara,

    Me alegro de que te gustase el artículo. Se trataría de aplicar estas mismas reglas adaptándolas o pequeños trucos, por ejemplo, en los idiomas; imaginemos que estamos con el inglés y nos liamos con las palabras after y before, porque no sabemos bien cual es la que significa antes y cual después, debido a que after empieza por "a" puede crearnos confusión y pensar que significa antes. En este caso podemos hacer una asociación pero al contrario, es decir, no asociando por empezar por la "a". La regla sería que la "a" no va con la "a". Para poder recordar que after significa después de y before antes. Este tipo de reglas las puede uno ir creando sobre la marcha, buscando aquella asociación que le permita recordar algo, o incluso para no confundirlo al recordarlo. Te adjunto un enlace con trucos para memorizar fórmulas y ecuaciones por si te viene bien:

    http://es.scribd.com/doc/73801520/4/Como-memorizar-formulas-y-ecuaciones-matematicas

    y este otro enlace:

    http://www.ehowenespanol.com/trucos-memorizar-basicas-operaciones-matematicas-info_47543/

    espero que te ayude, gracias por seguirme

    ResponderEliminar

INFORMACIÓN BÁSICA PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: SONIA MELGAREJO GARCÍA
Finalidad: Publicación de comentarios
Legitimación: Interés legítimo del Responsable y consentimiento del interesado.
Destinatarios: Sus datos podrán ser cedidos a otras entidades que sea necesario para realizar un servicio legítimo de la empresa como se explica en la información adicional.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos expuesta en nuestra policía de privacidad y solicitar una copia para su conservación en la dirección smgpsico@cop.es
.