miércoles, 25 de julio de 2012

Cuando son los niños quienes ven la televisión, ¿Qué debemos tener en cuenta?


Vamos a ofreceros una serie de recomendaciones para el uso de la televisión cuando quién la ve son los "peques" de la casa:

La televisión puede impedir que los niños expresen toda su energía, inteligencia, habilidades y capacidades, por lo tanto como norma básica aplicaremos no tenerla siempre encendida, todo el tiempo, atrayendo toda la atención de los niños.

Los programas que vean los niños deben ser elegidos cuidadosamente, evitando que estos vean contenidos inadecuados para su edad y poco educativos.

No caer en la situación de que la televisión se convierta en la "niñera" del niño.

El tiempo que se dedique a ver la televisión debe ser media hora o una hora como máximo, al día, para no quitar tiempo al juego y a otras actividades.

No se debe acostumbrar a los niños a comer viendo la televisión. Ya que al estar pendiente de ésta no hacen caso de la comida que se eterniza y no aprenden a saborear los alimentos.

No hacer los deberes con la televisión encendida.

A última hora de la noche no es conveniente que los niños vean la televisión, puesto que sus imágenes pueden ser las últimas antes de conciliar el sueño y pueden resultar en exceso estimulantes y provocadoras en el niño de miedos y pesadillas.

Evitar que los niños se levanten temprano para ver los programas infantiles, dibujos animados, antes de ir al colegio. Es mejor que desayunen con los familiares y se comenten cosas agradables para comenzar el día.

Resulta muy positivo que los niños y sobre todo cuando van comprendiendo más, no vean la televisión solos. Sino que estén acompañados por los padres, hermanos o amigos. También con la finalidad de que se pueda comentar sobre lo positivo y lo negativo de lo que están viendo, para que los niños se puedan ir formando un criterio sobre los contenidos de lo que ven.

Con la violencia a través de la televisión hay que tener precaución, ya que las imágenes violentas producen ansiedad, temor, que se manifiesta por la noche con insomnio y pesadillas. Aunque también puede suceder que por ver tantas escenas violentas repetidas, estas lleguen a percibirse con gran indiferencia.

Por otra parte debemos fomentar, con la finalidad de que tengan un desarrollo pleno y una buena salud física, emocional y social, en los niños la realización de otras actividades como: jugar solos o acompañados, imaginar, inventar, leer, dibujar, realizar manualidades, hacer deporte, hablar y compartir actividades con los padres y hermanos, actividades al aire libre como montar en bici, así como relacionarse con otros niños. Para evitar que la televisión haga perder un valioso tiempo, no permitiendo al niño desarrollarse en su totalidad. Ya que un exceso de televisión perjudica a la salud, porque desarrolla la pereza, estimula la obesidad, produce apatía y desinterés por la realización de otras actividades incluidas las escolares y quita horas de sueño. En todo esto los padres son responsables como figuras de autoridad, y son los que deben dar ejemplo y ofrecer alternativas de ocio para sus hijos, tal y como se ha mencionado.

Estas recomendaciones también podemos aplicarlas al uso de videojuegos e internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: SONIA MELGAREJO GARCÍA
Finalidad: Publicación de comentarios
Legitimación: Interés legítimo del Responsable y consentimiento del interesado.
Destinatarios: Sus datos podrán ser cedidos a otras entidades que sea necesario para realizar un servicio legítimo de la empresa como se explica en la información adicional.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos expuesta en nuestra policía de privacidad y solicitar una copia para su conservación en la dirección smgpsico@cop.es
.