miércoles, 11 de julio de 2012

Los celos entre hermanos: fuente de rivalidad y conflictos


Cuando una pareja decide tener un segundo hijo y este nace, la llegada del hermano a la familia cambia el sistema de relaciones que hasta ese momento los padres tenían con su único hijo. Por una parte el primogénito aumenta sus conductas de "apego" hacia los padres, quiere mantener y aumentar su lazo afectivo con ellos buscando la proximidad y el contacto. Y por otra parte conductas de rivalidad hacia el hermano recién nacido. El niño se da cuenta de que las relaciones han pasado de ser madre, padre y yo, a ser madre, padre, hermano y yo. Resultando este un cambio muy significativo dentro del sistema familiar.

La forma en la que se den estos cambios también va a depender de otros factores como: sexo de los niños, edad de los padres, relaciones entre los padres, edad de los hijos, número de hijos, relación con otros familiares- abuelos, etc. Pero hay cambios que se dan de forma universal a pesar de las posibles diferencias que se den en los factores comentados:

Cambian las posibilidades de interacción: pasando de la relación entre madre, padre y niño con las posibilidades de relación entre madre y niño, padre y niño, y madre y padre a la relación madre, padre, hermano y niño con todas las posibilidades de interacción que conlleva.

En cuanto a la relación entre el niño y la madre: la madre dedica menos atenciones al primogénito ya que el niño deja de ser el pequeño. Y cambia su consideración hacia él considerándolo ya el mayor, así como también le exige y le castiga más. El niño aumenta sus conductas de "apego" (quiere mantener y aumentar su lazo afectivo con los padres buscando proximidad y contacto) y tiene reacciones negativas para con la madre. Muestra sentimientos y conductas de celos hacia el hermano y puede también manifestar otros síntomas para protestar por la nueva situación: rechazo de la comida o de la guardería, vómitos, etc.

El comportamiento hacia el nuevo hermano es variable pasando de la aceptación al rechazo (de las caricias a las agresiones). Esta variabilidad de un polo al otro refleja por un lado los celos y por el otro la vinculación afectiva que el niño está iniciando con el hermano.
Los celos suelen agudizarse cuando el hermano comienza a andar y a hablar, porque esto hace que los padres presten una atención especial, o porque el niño considere que su nuevo hermanito interviene en las actividades o juegos interrumpiéndolas o no respetando las reglas del mismo.

Pero esta situación poco a poco va cambiando, creándose un vínculo entre los hermanos. Porque el niño llega a convencerse de de que su hermano comparte sus padres con él, sin que ello le suponga perderlos; y a su vez adquiere la seguridad de que su hermano le ayudará en situaciones difíciles. Y aunque las relaciones todavía puedan ser conflictivas en muchas ocasiones se irá creando un fuerte vínculo entre ambos. Dándose lo siguiente:

Los hermanos mayores frecuentemente darán cuidados a los pequeños de forma muy similar a la madre.  Se servirán de apoyo y cuidado los unos de los otros. En situaciones desconocidas se servirán como base de seguridad y consuelo. La ansiedad ante la separación de los padres es menor cuando un hermano dispone del otro, por ello también el inicio en la escuela infantil resulta más fácil si lo hacen los dos hermanos juntos. En esto influye que ambos hermanos viven una presencia casi continua compartiendo numerosas experiencias emocionales familiares, viéndose beneficiados del afecto de los hermanos; como también resulta de importancia la educación que les aporten los padres fomentando el que se quieran y el que se apoyen, sin fomentar la rivalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: SONIA MELGAREJO GARCÍA
Finalidad: Publicación de comentarios
Legitimación: Interés legítimo del Responsable y consentimiento del interesado.
Destinatarios: Sus datos podrán ser cedidos a otras entidades que sea necesario para realizar un servicio legítimo de la empresa como se explica en la información adicional.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos expuesta en nuestra policía de privacidad y solicitar una copia para su conservación en la dirección smgpsico@cop.es
.