miércoles, 22 de agosto de 2012

Psicología práctica: Somos nuestra memoria


Nuestra memoria es una de las capacidades más importantes que nuestro cerebro posee y a la vez más compleja de lo que parece. Gracias a ella podemos retener y guardar aquella información que nos es necesaria para relacionarnos con nuestro entorno. Podemos decir de forma muy simplificada, que a través de nuestros sentidos nos llega la información con la que en un principio trabajamos de manera directa e inmediata utilizando lo que llamamos memoria operativa o de trabajo, por ejemplo cuando nos ponemos a ver un vídeo de un tema que nos interesa y lo vamos comentando con alguien. Si después esta información la almacenamos en nuestra memoria y pasados varios años somos capaces de poder contar lo que vimos en el vídeo, entonces estamos haciendo uso de nuestra memoria remota o a largo plazo. Esta memoria normalmente se ve alterada si la persona sufre demencia. Hay ocasiones que nuestra memoria por exceso de actividad u otros motivos se satura y no funciona correctamente, produciéndose fallos u olvidos que normalmente consideramos normales.

Por esto podemos decir que somos nuestra memoria, porque ella es nuestra identidad, gracias a ella podemos decir quienes somos, así como recordar todas nuestras vivencias como el conocimiento que tenemos sobre el mundo.

Actualmente vivimos en un mundo donde la información es constante, además de que es mayor la información a la que hoy en día estamos expuestos que la que pudieron estar expuestos nuestros antepasados en siglos anteriores. A pesar de ello hoy en día tenemos múltiples ayudas tecnológicas para ayudar a nuestra memoria, y por tanto la usamos menos que lo podían hacer nuestros abuelos. Teniendo en cuenta que ellos eran capaces de recordar a sus ochenta años poesías o refranes que habían aprendido siendo chicos. Es muy importante que entrenemos nuestra memoria para mantenerla en plena forma, y retrasar lo máximo posible problemas que puedan surgir como posibles demencias en edades avanzadas.

Vamos a ofrecer unos recursos de la memoria que podemos utilizar para sacarle más partido en nuestro día a día:

La chuleta o la nota: que consiste básicamente en anotar aquello que no queremos que se nos olvide. Algo que nos resulta muy útil.

La asociación: consiste en relacionar la información nueva que queremos aprender con otra que ya conocemos que normalmente nos es significativa para nosotros, de tal forma que nos resulta fácil después recordarla. Ya que aquello que para nosotros es significativo o importante, es más fácil después recuperarlo y recordarlo. Por ejemplo, imaginemos que tenemos que recordar un texto que tiene varios párrafos, lo que podemos hacer es según el significado del texto asociar cada párrafo a algo que tenga sentido con nosotros, como lugares de nuestra casa, relaciones en el trabajo, conversaciones con amistades, lugares a los que nos gusta ir. Para que cada párrafo quede asociado a algo que a nosotros nos sea más fácil recordar.

La categorización: consiste en agrupar los elementos a recordar en grupos significativos o por conjuntos de cosas que tienen unas propiedades o características comunes. Esto nos ayudará por ejemplo a recordar una lista de palabras, ya que nuestra memoria tiene una capacidad limitada para recordar más de 7 u 8 elementos a la vez. Con este truco o recurso podemos agrupar las palabras por ejemplo por elementos que son de la escuela, animales, transportes,... superando por tanto este límite que tiene nuestra memoria.

La visualización: imaginemos como en el caso anterior que tenemos que recordar una lista de palabras, en este caso este recurso consiste en visualizar la lista de palabras y con ella crear una historia y visualizarla, permitiéndonos esto recordar un mayor número de palabras.

Otros consejos por ejemplo, es que aunque anotemos todo en una agenda intentemos acordarnos de ello antes de mirarlo, este pequeño gesto ayudará a nuestra memoria. Un ejercicio muy sencillo consistiría en abrir una revista por una página cualquiera e intentar recordar todos los objetos y elementos que hemos visto en es página después de observarla durante unos pocos minutos, cerrar la revista y anotar todo lo que recordemos en un papel para luego comprobar nuestro rendimiento.
Y aunque seamos de los que utilizamos la lista de la compra, es preferible que cuando estemos comprando solo la utilicemos al final para comprobar si se nos olvida algo, este pequeño gesto también ayudará a nuestra memoria ya que la haremos trabajar para recordar todo aquello que hemos apuntado sin necesidad de mirarlo.

Al igual que ejercitamos nuestro cuerpo igual de importante en este caso es ejercitar nuestra memoria. Tengamos en cuenta que somos lo que recordamos y que sin nuestra memoria no seríamos nosotros, perderíamos nuestra esencia, nuestra identidad. Por lo tanto cuidemosla como se merece.

1 comentario:

  1. jose maria amores plasencia4 de septiembre de 2012, 7:02

    Ya lo dice el refrán "AGUA PASADA NO MUEVE MOLINO".Y fundamentar el SER en la memoria es como fundamentarlo en el pasado,o sea LA NADA,por cuanto el pasado ya no existe como tampoco existe el futuro.Contradice además el objetivo fundamental,muy utilizado hoy en terapia y en general, de vivir AQUÍ y AHORA, dejando definitivamente las fijaciones, aunque sean placenteras del pasado,y mucho mas si son dañinas u obsesivas.En definitiva,tambien se trata de algo a veces muy difícil para muchos que es APRENDER A OLVIDAR, o sea abandonar tanta memoria,puesto que no es esta la que fundamenta el ser.¿Que sucedería,por ejemplo,con la denominada MEMORIA HISTÓRICA si el ser de las victimas del franquismo, o bien del terrorismo de ETA, SE FUNDAMENTASE EL LA MEMORIA DEL PASADO?. Se trata ante todo de la capacidad de regeneración y de renovación, aunque sea aprendiendo del pasado pero dándole el carpetazo,o sea archivándolo. Hacer depender el ser del pasado y su memoria significa exagerar la impotencia en el presente, salvo que se utilice única y exclusivamente para aprender del mismo mediante la reflexión y el analisis que es lo que justamente hace EL PSICOANÁLISIS, escuela hoy atacada injustamente por todos lados de la enseñanza oficial y sus terapeutas, entre los que supongo que se encontrará tambien usted,aunque no lo parece por la importancia que le otorga a la memoria,aunque no sea preciamente la del SUBCONSCIENTE.....SALUDOS Y GRACIAS.

    ResponderEliminar

INFORMACIÓN BÁSICA PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: SONIA MELGAREJO GARCÍA
Finalidad: Publicación de comentarios
Legitimación: Interés legítimo del Responsable y consentimiento del interesado.
Destinatarios: Sus datos podrán ser cedidos a otras entidades que sea necesario para realizar un servicio legítimo de la empresa como se explica en la información adicional.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos expuesta en nuestra policía de privacidad y solicitar una copia para su conservación en la dirección smgpsico@cop.es
.