jueves, 10 de mayo de 2012

¿A qué tenemos miedo?


Los miedos pueden ser muy diversos, pero tener miedo es un sentimiento natural que cumple una función biológica, como es despertar la respuesta de defensa propia del instinto de conservación de la especie. Este mecanismo nos pone en guardia ante el peligro, como una "alarma antirrobo".

Existen diferentes clases de miedos: los que llamamos miedos innatos que son con los que reaccionan los bebés desde el primer día de vida. Por ejemplo, grandes ruidos, dolor, miedo a las alturas, etc. y que son normales en esta etapa; los llamados miedos normales los producen estímulos con una gran intensidad y peligro; los miedos aprendidos son aquellos que nos surgen de nuestras experiencias especialmente negativas, y de lo que nos enseñan nuestras figuras paternas, tanto a través de la educación influida por la cultura del miedo como por ejemplo: "no hagas eso que te vas a caer", "eso no lo toques que lo rompes", etc, como también porque nos trasmiten sus propios miedos, muchos de estos miedos resultan inútiles y pueden acabar generando fobias. En este caso ya estaríamos hablando de miedos patológicos. Miedos que se repiten con frecuencia y cuyas manifestaciones son muy intensas.

La fobia es un miedo irracional, obsesivo y angustioso hacia determinadas situaciones, cosas o personas. En estos casos ya estamos hablando de la existencia de un trastorno de ansiedad, porque la reacción de miedo se vuelve desproporcionada ante estímulos y situaciones cotidianas, o porque se presenta ante situaciones inocuas donde el miedo no tiene razón de ser. En este sentido, en los trastornos de ansiedad, la  respuesta de miedo funciona como un "dispositivo antirrobo defectuoso".

En la actualidad son muchas las personas que viven en un estado de alteración, preocupación y aprensión continua, dejando de vivir el aquí y ahora, porque no disfrutan, el miedo no los deja.

La ansiedad o miedo tiene tres componentes: el cognitivo, mediante el cual la persona percibe y evalúa las situaciones o estímulos como amenazantes o peligrosos; el fisiológico, conformado por los cambios que se dan en el organismo como sudoración, temblores, aumento de la tensión muscular, aumento del ritmo cardíaco y respiratorio, etc y el componente motor, que incluye las características reacciones musculares que nos lleva a la defensa o huida, es decir, la persona frente a los estímulos temidos realiza conductas que le ayudan a escapar e intentará evitarlos cada vez que estén presentes.

Dentro de lo que son las fobias tenemos, fobia a los animales, como por ejemplo, serpientes, pájaros, perros, etc; fobias situacionales, como miedo a las alturas, a volar, a conducir, a los espacios cerrados, etc y fobia a la sangre y las heridas, que se caracteriza por presentar temor a situaciones de sangre, heridas, así como a estímulos que pueden estar asociados a ellos como, por ejemplo, agujas y jeringuillas.

Algunos nombres con los que se conocen ciertas fobias son: aquafobia, miedo a entrar en el agua; claustrofobia, miedo a los lugares cerrados; zoofobia, miedo a los animales; fotofobia, miedo a la luz; hematofobia, miedo a la sangre; aracnofobia, miedo a las arañas; amaxofobia, miedo a conducir; acluofobia, miedo a la oscuridad, etc.

A la hora de superar una fobia un elemento clave, y cuya evidencia actual ha demostrado que es el tratamiento psicológico más efectivo, son las técnicas de exposición. En las que la persona en terapia entra en contacto de manera activa con los estímulos que evita, enfrentando de forma directa sus miedos.

Resulta vital no permitir que el miedo nos paralice impidiendo lograr todo aquello que queremos alcanzar, nuestras metas, ilusiones, proyectos, sueños, etc. El miedo nos bloquea o paraliza haciendo que posterguemos decisiones que son buenas para nuestro crecimiento personal, profesional y/o interior. La mejor manera de superar los miedos es afrontándolos y aceptando su presencia, están allí y son tan sólo una emoción que nos puede paralizar de por vida, o que nos puede impulsar a vivir plenamente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: SONIA MELGAREJO GARCÍA
Finalidad: Publicación de comentarios
Legitimación: Interés legítimo del Responsable y consentimiento del interesado.
Destinatarios: Sus datos podrán ser cedidos a otras entidades que sea necesario para realizar un servicio legítimo de la empresa como se explica en la información adicional.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos expuesta en nuestra policía de privacidad y solicitar una copia para su conservación en la dirección smgpsico@cop.es
.