jueves, 17 de mayo de 2012

¿Qué estilo de padre/madre soy?


¿Alguna vez se ha preguntado de que manera incide su "estilo educativo" en el comportamiento de su hijo?. O dicho de otro modo, ¿hasta que punto como actúa uno como padre y madre tiene influencia en el comportamiento posterior del niño, tal como si se tratase de una relación de causa y efecto?.

El estilo educativo es el conjunto de ideas, creencias, valores, actitudes y hábitos de comportamiento que los padres mantienen respecto a la educación de sus hijos. Los padres en la gran mayoría de ocasiones quieren que cambien sus hijos, solicitan ayuda diciendo "mira a ver lo que haces porque yo no puedo con él, a mí no me hace caso", no dándose cuenta que son ellos los que tienen y deben tener el mando, y que precisamente de lo que ellos hagan, digan, etc; depende el comportamiento posterior del niño.

De manera general podemos hablar de cuatro estilos educativos, habrá padres que encajen totalmente en un estilo; así como también que sean una combinación de dos de ellos. Y aunque no encajemos cien por cien en ninguno, siempre tendremos tendencia hacia uno de ellos.

El primero que vamos a comentar es el estilo educativo "padre/madre autoritario", este estilo se refleja en la siguiente frase: "si te tocan la mano te toman el brazo". Este tipo de padre/madre suele poner normas abundantes y rígidas, exige sin dar razones, castiga más que premia, critica al niño en su persona y no al comportamiento mal hecho de este, no dialoga y tiene poco control de sus impulsos. En este caso el niño se muestra rebelde por impotencia, tiene actitud de huida o de engaño hacia los padres, baja autoestima y puede mostrarse agresivo o sumiso.

Un segundo caso es el estilo educativo "padre/madre permisivo", en el que los padres no ponen normas y si las hay no las aplican, evita conflictos con los hijos dejando hacer lo que quieran y ni premia ni castiga porque se muestra indiferente ante el comportamiento de su hijo. Aquí el niño muestra inseguridad, bajo rendimiento escolar por no esforzarse, con baja tolerancia a la frustración por tanto no admite un "no" por respuesta, y muy probablemente lo que pida lo quiera ya y sin demoras, y con cambios frecuentes de humor. Los padres que entran en este estilo tienen una forma de pensar en la que encaja la frase "ya le ensañará la vida".

El tercer caso es el estilo educativo "padre/madre sobreprotector", son aquellos que ponen pocas normas o las que ponen no las aplican, concede todos los deseos a sus hijos, da excesivos premios, no castiga, justifica o perdona todos los errores de su hijo e intenta evitar todos los problemas. Lo que comúnmente siempre se ha dicho como "tener al niño entre algodones". En este caso el niño responde mostrándose dependiente de sus padres, con baja tolerancia a la frustración, no permitiendo un "no" por respuesta, inseguro, baja autoestima y con actitudes egoístas (siempre con el yo, y yo,...), como si todo girara alrededor de él. Este estilo de padre/madre se define en la frase "los padres tienen la obligación de cuidar de sus hijos".

El cuarto estilo educativo es "padre/madre asertivo", son los que ponen normas claras y adecuadas para la edad, tienen un uso razonable de premios y castigos, estimula la autonomía e independencia del niño y hace uso del diálogo y la negociación. No olvidándose de alagar verbalmente reforzando de manera positiva el comportamiento del niño. De esta forma el niño adquiere buen nivel de autoestima, adquiere sentido de responsabilidad, aprende a tomar decisiones, a socializarse y a respetar las normas. Este estilo de padre se refleja en la frase "para aprender hay que equivocarse".

Hagamos un juego, ¿En qué estilo educativo encajan cada una de estas frases?

Tengo que ayudarla porque todavía no sabe comer sola.
Cuando los demás se rían de ella, ya aprenderá a peinarse sola.
¡Muy bien!, mira aquí te has equivocado. Corrigelo y ya lo has terminado.

¿En qué estilo me reconozco como padre?

¿Hacía dónde debo tender y cambiar mi comportamiento como padre para tener las mejores consecuencias en el niño?

El estilo al que debemos tender es al estilo asertivo, donde se propicia un equilibrio, valorando lo positivo y los progresos e ignorando los pequeños errores. Teniendo el padre o madre su espacio, el niño el suyo. Sin perder ninguno su lugar. Sin atacar a su persona, ni a la autoestima, permitiendo un buen desarrollo emocional y aumentando la autonomía en el niño. En definitiva se trata del estilo más saludable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: SONIA MELGAREJO GARCÍA
Finalidad: Publicación de comentarios
Legitimación: Interés legítimo del Responsable y consentimiento del interesado.
Destinatarios: Sus datos podrán ser cedidos a otras entidades que sea necesario para realizar un servicio legítimo de la empresa como se explica en la información adicional.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos expuesta en nuestra policía de privacidad y solicitar una copia para su conservación en la dirección smgpsico@cop.es
.