miércoles, 30 de mayo de 2012

¿Por qué es importante aprender a decir "no"?


Una de las dificultades que muchas personas presentan tiene que ver con decir lo que uno piensa. Con expresar sus propios deseos o sentimientos. Y cuando no los expresamos por norma general terminamos sintiendo frustración e ira. En este sentido resulta de importancia saber decir "no" cuando lo sentimos así y es lo que queremos. Pero si nos resulta imposible decir "no" otros aprovecharan esta circunstancia, porque cuando somos incapaces de decir "no" dejamos de ser dueños de nuestro tiempo y de nuestra vida.

Aprender a decir "no" es importante a la hora de gestionar nuestro tiempo. Porque un motivo para no acabar las actividades planeadas es tener que satisfacer las demandas inesperadas por parte de otros. A no ser que la demanda sea una cuestión fundamental (por ejemplo, una tarea del trabajo puesta por el jefe), tenemos derecho a decir que no tenemos tiempo y que tenemos que llevar a cabo otras actividades. Aunque muchas personas piensan que decir "no" conduce al rechazo o enfado por parte de los otros, lo cierto es que si se hace de forma apropiada no tiene estos efectos, sino que suele contribuir al respeto mutuo. Y este es uno de los motivos por los que no se hace, por miedo al enfado, así como también porque tenemos la idea de que hay que complacer a todo el mundo porque sino nos rechazaran, no querrán ser amigos, o porque pensamos que pensaran mal de nosotros y nos entran sentimientos de culpabilidad, que no nos permiten decir "no" prefiriendo ser los perjudicados nosotros mismos. Porque aunque no sintamos culpabilidad acabamos sintiendo frustración o ira, por no hacer lo que deseamos o queremos.

El hecho de no saber decir "no" puede perjudicar a las relaciones familiares, pareja, amistades, por circunstancias como, por ejemplo: tienes ya establecido un plan con una persona, pero después otra te solicita un favor y como te da cosa decirle que no puedes accedes a hacerlo a pesar de que estas dejando a la primera en segundo lugar y colgada. Y suele suceder que la persona a la que dejamos colgada es con la que normalmente tenemos más confianza, pero claro este tipo de circunstancia repetida en el tiempo va desgastando la relación.

También decir "no" es importante en otros ámbitos como por ejemplo en la educación de los hijos, cada vez que corresponde y para marcar normas y límites. Así como también es importante que los adolescentes sean capaces de hacerlo para no entrar en problemas, consumo de drogas, etc, por miedo de quedar mal ante el grupo de iguales.

Tenemos que tener en cuenta que si normalmente no decimos a nada que "no", adquirir este nuevo hábito nos llevará un tiempo. Y que cuando empiece a decir "no" a familiares, amigos, etc. es probable que de momento se molesten. Si se queda afectado por las reacciones, es muy probable que tenga sentimientos de culpa o crea que no tenía derecho a negarse, así que piense que con el tiempo entenderán que no siempre tiene porque decir sí a todo lo que le pidan. No caigamos en la falsa creencia de que tenemos que adaptarnos a los demás, a lo que nos pidan, porque si no corremos el riesgo de perder una amistad.

Recordemos que tenemos derecho a decir "no" sin sentirnos culpables o egoístas; así como tenemos derecho a pedir lo que se quiere, sabiendo que la otra persona tiene derecho a decir "no".

Unas recomendaciones básicas para cuando nos pidan algo y queramos decir "no":

Sopese la petición del solicitante, por ejemplo:" Comprendo que te iría muy bien que yo te hiciera ese recado...". Así le dará tiempo a pensar si realmente quiere hacerlo o no.

Cuando haya tomado su decisión, mire a los ojos de la persona que le hizo la petición. No tienes porque responderle inmediatamente.

Dale una breve explicación, sobre todo si se trata de un amigo o familiar. Pero recuerda que no estamos obligados a dar explicaciones a nadie y si lo hacemos en este caso es por cortesía. Por ejemplo, no dispongo de tiempo para hacerlo... Ahora me resulta imposible...

Exprese su negativa con claridad. Decir "no" es un derecho humano fundamental.

Y para reflexionar preguntémonos: ¿realmente dedico tiempo a lo que más valoro? ¿me perjudica en este sentido no saber decir "no"?

2 comentarios:

  1. Me ha ayudado mucho, pues me cuesta horrores decir "No" y al final termino siempre enfadado conmigo mismo y fustrado. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Me alegro muchísimo, Luis, que te haya sido de ayuda. Y muchísimas gracias por seguirnos en este pequeño rinconcico que espero que pueda ser de utilidad a mucha gente. Gracias por ser participe de ello.

    ResponderEliminar

INFORMACIÓN BÁSICA PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: SONIA MELGAREJO GARCÍA
Finalidad: Publicación de comentarios
Legitimación: Interés legítimo del Responsable y consentimiento del interesado.
Destinatarios: Sus datos podrán ser cedidos a otras entidades que sea necesario para realizar un servicio legítimo de la empresa como se explica en la información adicional.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos expuesta en nuestra policía de privacidad y solicitar una copia para su conservación en la dirección smgpsico@cop.es
.