miércoles, 24 de octubre de 2012

Aclarando conceptos: ¿Cuántas veces habremos oído la expresión, es que "no tiene personalidad"?


El pasado día 10 de Octubre celebramos el Día Mundial de la Salud Mental, entonces comentábamos la importancia de dejar de utilizar el término "padece de los nervios" como comodín para todo. Para la depresión, la ansiedad, el trastorno bipolar, la esquizofrenia, etc. Rompamos tabúes. Tenemos que empezar a llamar a cada cosa por su nombre, al igual, como hacemos con las enfermedades físicas. Y Hacer un uso correcto de las palabras. Para colaborar con este propósito, hoy me gustaría hablar de dos errores que se realizan habitualmente con términos psicológicos. Cuyo uso común no corresponde con su significado realmente.

El primero de ellos se da con el término personalidad. ¿Cuántas veces habremos oído la expresión, es que "no tiene personalidad"? ¿Realmente es correcta esta expresión?

La "personalidad" es la organización de características y rasgos estables, un patrón de pensamientos, sentimientos y conductas, que conforman el equipo peculiar y definitorio con que cada individuo afronta las distintas situaciones. Este patrón de características persiste en la persona a lo largo de su vida, y se manifiesta en la manera que la persona tiene de afrontar diferentes situaciones o circunstancias.

Después de ver lo que es la personalidad, podemos decir que no es correcto decir de alguien que "no tiene personalidad" ya que todos y cada uno de nosotros tenemos nuestra personalidad, nuestros rasgos con los cuales respondemos ante las situaciones, y por tanto cada uno de nosotros lo hacemos de manera diferente según nuestros rasgos de personalidad. Lo que de verdad queremos expresar cuando decimos de alguien que "no tiene personalidad" es que es una persona introvertida, tranquila, afable, insegura y en algunas ocasiones nos queremos referir a que no es asertiva, que le cuesta decir no, pedir favores, defender sus derechos, etc. Y al contrario cuando decimos de alguien que tiene "mucha personalidad" lo correcto sería decir que es una persona segura de sí misma, extrovertida, con mucho carácter, etc.  En conclusión, todos tenemos personalidad y no es correcta la expresión "no tiene personalidad" al igual que tampoco lo es "tiene mucha personalidad", aunque su uso coloquial está muy extendido.

Con el segundo término lo que sucede es por ahorro lingüístico, me refiero al término "anorexia" que comúnmente lo utilizamos para referirnos a la "anorexia nerviosa". Pero no son lo mismo. "Anorexia" a secas hace referencia a un síntoma que es la inapetencia o falta de apetito y que puede ocurrir en circunstancias muy diversas.  Mientras que "Anorexia nerviosa" es una enfermedad caracterizada por una pérdida autoinducida de peso acompañada por una distorsión de la imagen corporal. En la que la persona si tiene apetito pero lucha contra él. Por tanto como vemos no es lo mismo tener anorexia por alguna circunstancia concreta, que padecer anorexia nerviosa. En este caso los medios de comunicación han contribuido a crear confusión entre estos términos, y como decía por ahorro lingüístico.

Esto muestra la importancia de utilizar las palabras correctamente, para no dar a confusión, para no creer que es una cosa cuando se trata de otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: SONIA MELGAREJO GARCÍA
Finalidad: Publicación de comentarios
Legitimación: Interés legítimo del Responsable y consentimiento del interesado.
Destinatarios: Sus datos podrán ser cedidos a otras entidades que sea necesario para realizar un servicio legítimo de la empresa como se explica en la información adicional.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos expuesta en nuestra policía de privacidad y solicitar una copia para su conservación en la dirección smgpsico@cop.es
.