martes, 17 de abril de 2012

Autoestima: acéptate y quiérete


Una de las primeras necesidades de todo ser humano es la de sentirse aceptado, querido, acogido, perteneciente a algo y a alguien, sentimientos estos en los que se basa la autoestima. La autoestima consiste en saberse capaz, sentirse útil, considerarse digno. Consiste en las actitudes de la persona hacía sí misma. Se manifiesta en diferentes ámbitos: académico, laboral, social, emocional y físico. La autoestima se aprende y se va adquiriendo a partir de las valoraciones que hacemos sobre nuestras cualidades, habilidades y comportamientos. Cuando las actitudes que la persona mantiene hacia sí misma son positivas hablamos de un buen nivel o alto nivel de autoestima. Un adecuado nivel de autoestima es garantía de que la persona podrá hacer frente con dignidad a importantes contrariedades de la vida; no decaerá su ánimo fácilmente.

Sin embargo, cuando uno constantemente está esperando lo peor, crea una actitud pesimista. Pensando que alguien le va a hacer daño o que no podrá lograr lo que quiere. Esta actitud pesimista nos lleva a convertirnos en víctimas. Lo que nos indica que existe una baja autoestima, que nos lleva a creer que vamos a fallar. Si esperamos lo peor, los miedos y la ansiedad dominan en nuestra vida. Y sufrir constantes miedos y ansiedad lleva a la autocrítica negativa y al pesimismo.

Si tenemos una autoestima saludable y somos optimistas, sino sucede lo que esperamos en una situación, estamos equipados para continuar y mejorar. "El pesimista es el que encuentra dificultades en oportunidades y el optimista es el que transforma las dificultades en oportunidades".

Debemos tener en cuenta que nuestros sentimientos hacía los demás están determinados por los sentimientos hacia nosotros mismos. Por ello si no estamos bien con nosotros mismos no lo estaremos en las relaciones con los demás. Una buena autoestima es importante para tener una relación saludable con otra persona.

Cuando interactuamos en ambientes negativos es difícil mantener una autoestima alta. La tendencia es a que baje la autoestima. No dejes que esto suceda, ya que siempre tenemos la posibilidad de elegir. Como ya vimos en "La vida es cuestión de actitudes".

Pero, ¿cómo podemos desarrollar una actitud positiva y mantener la autoestima alta?

Como no podemos controlar el comportamiento de las demás personas ni cambiar sus actitudes negativas, tenemos que gestionar el tiempo que pasamos con ellas. Disminuir el tiempo que pasamos con personas negativas, escucharlas pero sin entrar en confrontación o discusión, ya que posiblemente no consigamos nada. Y aumentar el tiempo que pasamos con personas con actitud positiva. La positividad nos traerá más positividad.

Intentemos mantener una actitud positiva cuando nos encontremos en ambientes de trabajo negativos. Trata de hacer las cosas lo mejor que puedas, y no entres en criticas o competiciones con los demás. Evita trabajar en exceso olvidándote de otras áreas, como comer, etc.

Libérate de tu pasado. El pasado no existe, no hay nada que puedas hacer con respecto a situaciones negativas del pasado. No hay que seguir culpabilizándose, simplemente vaciemos la mochila que llevamos a cuestas, quitémonos peso y sigamos adelante. Aunque no quita que aprendamos de ello.

Cuantas más situaciones diarias seamos capaces de superar, más creeremos en nosotros mismos y comenzaremos a ver las cosas que nos sucedan de otra manera. Celebremos lo que realicemos por poca cosa que nos parezca.

Gestiona tu propio tiempo, no dejes que los demás lo gestionen por ti.

No nos comparemos con otras personas. Pensemos que somos únicos y tenemos maneras únicas y diferentes de hacer las cosas. Por lo tanto no podemos ser otro, así que no nos comparemos.

No critiquemos ni humillemos a otros, las personas con autoestima positiva no lo necesitan para sentirse mejor. Porque creen en ellos mismos.

Cambiemos los pensamientos negativos por otros más positivos. Y dejemos de hacernos daño a nosotros mismos con nuestro propio crítico interior.

Hay que entender el fracaso, no como fracaso para no repetir algo, sino sino como un aprendizaje que nos llevará hasta lo que queremos lograr.

Cuidemos nuestra imagen, ponte guapa o guapo, mímate en este sentido. Vernos bien por fuera también es importante para nuestro ánimo.

Dejemos de complacer y quedar bien con todo el mundo para poder sentirnos aceptados. Recuerda que lo que uno siente es tan importante como lo que los demás sienten. Por tanto acuérdate de ti.

Os animo a ponerlo en práctica, teniendo en cuenta que cuidar nuestra autoestima significa cuidar nuestra salud. En definitiva conócete, acéptate, valórate y quiérete.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: SONIA MELGAREJO GARCÍA
Finalidad: Publicación de comentarios
Legitimación: Interés legítimo del Responsable y consentimiento del interesado.
Destinatarios: Sus datos podrán ser cedidos a otras entidades que sea necesario para realizar un servicio legítimo de la empresa como se explica en la información adicional.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos expuesta en nuestra policía de privacidad y solicitar una copia para su conservación en la dirección smgpsico@cop.es
.