martes, 27 de mayo de 2014

Curiosidades psicológicas: Cinco experimentos psicológicos muy famosos que hoy nos asustarían



La imagen clásica del psicólogo es la de un señor con bigote o barba, un tanto excéntrico, que habla a sus pacientes desde un cómodo sillón orejero mientras fuma en pipa. Su consulta tiene muebles antiguos, muchos libros y, quizás, algún que otro cráneo; pero no es el único lugar donde trabaja. El señor en cuestión, además de tratar a sus ricos pacientes, realiza extraños experimentos en los sótanos de la universidad.  
Ahora que las consultas de los psicólogos están dominadas por muebles blancos de Ikea y jardines zen parece que el tiempo en que se hacían extraños experimentos ha quedado muy lejos pero, aunque a medida que avanzaba el siglo XX  fue cambiando la visión de lo que se podía y no se podía hacer en las investigaciones psicológicas, la regulación deontológica de la profesión no fue completa hasta mediados de los 70.  

Pincha el enlace para completar la noticia y conocer los siguientes experimentos:
El experimento del Pequeño Albert  (1920)
El estudio Monstruo (1939)
El experimento de Asch (1951)
El experimento de Robber´s Cave (1954)
El experimento de Milgram (1961)

FUENTE: ELCONFIDENCIAL
http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013-10-07/cinco-experimentos-psicologicos-muy-famosos-que-hoy-nos-asustarian_35367/



No hay comentarios:

Publicar un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: SONIA MELGAREJO GARCÍA
Finalidad: Publicación de comentarios
Legitimación: Interés legítimo del Responsable y consentimiento del interesado.
Destinatarios: Sus datos podrán ser cedidos a otras entidades que sea necesario para realizar un servicio legítimo de la empresa como se explica en la información adicional.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos expuesta en nuestra policía de privacidad y solicitar una copia para su conservación en la dirección smgpsico@cop.es
.